Banner

EXPECTANTES CAMBIOS EN AMERICA EN EL 2019

Post 28 Diciembre 2018 By Fernando Borja Gallegos In Editoriales

Por Fernando Borja Gallegos

Como predije en mi artículo publicado el 24 de junio del 2018, con el título “MEXICO Y EL FIN DE LOS PARTIDOS POLITICOS TRADICIONALES”, el candidato Andrés Manuel López Obrador, ganó las elecciones de primero de julio de 2018, y se posesionó de la Presidencia de la República el primero de diciembre de 2018. El Gobierno cuenta con mayoría tanto en la Cámara del Senado como en la Cámara de Diputados, por ende, puede introducir los cambios indispensables que ofreció en campaña, dentro de ellos: el fin de la corrupción, solución de la crisis económica y atender la mayor crisis humanitaria en la que se debate Centroamérica.

Brasil: Jair Bolsonaro, el próximo martes 2 de enero de 2019, se posesionará como Presidente de Brasil. País en que la corrupción y la delincuencia común conspiran contra todas las instituciones del Estado.

La crisis moral y el desempleo, así como la falta de inversión, impiden mejorar y dinamizar la economía.

Las relaciones internacionales de Brasil con su nuevo Presidente se tornan interesantes, tomando en cuenta que ese gran país y Estados Unidos de Norteamérica mantenían un largo distanciamiento. Expresiva fue la visita de John Bolton, Secretario de Seguridad Nacional de Estados Unidos al Presidente Bolsonaro, luego de su triunfo electoral. Ocasión en que le invitó a visitar al Presidente Trump.

En la época contemporánea, llena de incertidumbre por la inmoralidad imperante, los pueblos rechazan a los partidos políticos tradicionales, desprecian los calificativos de izquierda o de derecha, simplemente la gente honrada pide cambios que repercutan en su bienestar. Por tanto, irrelevante los calificativos endilgados a López Obrador o Bolsonaro en México y Brasil, respectivamente.

Centroamérica: Luis Almagro, Secretario General de la Organización de Estados Americanos, con el respaldo de Estados Unidos de Norteamérica, Argentina, Colombia, Chile y Perú, informó “Del inicio del proceso de aplicación de la Carta Democrática que permitiría la suspensión de Nicaragua de la OEA”.

En mi artículo “NICARAGUA: ENTRE EL TERROR Y LA MISERIA”, publicado el 8 de junio de 2018, abordo respecto de la declaración de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, de fecha 5 de junio de 2018, en la que “deploran los actos de violencia que han causado decenas de muertos y heridos en Nicaragua y piden elecciones libres…”.

Rememoré las palabras del Papa Benedicto XV, quien sostuvo “A los pueblos no se los mata, se les impone el freno del despotismo y el pueblo toma ese freno y lo muerde y lo va mordiendo todos los días, con tal fuerza, que un día ese freno estalla”.

Con los antecedentes expuestos, exteriorice mi anhelo de que el Gobierno y Autoridades Electorales de Nicaragua, convoquen a elecciones a fin de que el pueblo elija sus representantes, mediante sufragio libre, espontáneo y transparente.

Lo mismo sostuve respecto de Venezuela y recordé la propuesta del Gobierno Ecuatoriano atinente “a una Consulta Popular en Venezuela en la que se debía refrendar los resultados del proceso electoral del 20 de mayo del 2018”.

En todo caso, la OEA aprobó una resolución “para iniciar la suspensión de Venezuela del Organismo y desconoció las elecciones del 20 de mayo, en las que Nicolás Maduro fue reelegido”.

Hoy, el Organismo Internacional “inicia el proceso de suspensión contra Nicaragua”, como ya afirmé.

Por lo expuesto, reafirmo mi criterio en que la única solución que ponga fin al terror y a la miseria es la inmediata convocatoria a elecciones libres, único camino para reestablecer el orden, la tranquilidad y la justicia en los citados países.

28 de diciembre del 2018

Login to post comments
You are here