Banner

ENTRE EL CONTUBERNIO REPUGNANTE Y LA PERSPECTIVA DE UN FUTURO MEJOR

Post 04 Diciembre 2017 By Fernando Borja Gallegos In Editoriales

Fernando Borja Gallegos

Después de largos cabildeos, de sospechosos silencios, de declaraciones intranscendentes y, en general, de actitudes contrarias al interés nacional, el Presidente Lenin Moreno, puso fin al contubernio que buscaba obstar y desprestigiar el proceso de reconstrucción moral que había previsto para que, mediante consulta popular, el pueblo se pronuncie por el necesario cambio que permitiría reorganizar el enfermo aparato Estatal.

Por los antecedentes expuestos, el Presidente de la República, interpretando el anhelo popular y atento lo previsto en claras disposiciones legales, pidió al Consejo Nacional Electoral, que convoque a Consulta Popular.

El Organismo Electoral, a través de su portavoz, la señora Nubia Villacís, Presidenta del CNE, declaró “los ecuatorianos irán a las urnas el 4 de febrero del 2018; una vez aprobada la convocatoria a la consulta y el período electoral, nada ni nadie la puede detener”.

El Presidente Lenin Moreno, sobre el particular, en su twitter escribió “hoy empieza la construcción del futuro que soñamos para nuestros hijos. Vamos por un sí rotundo”.

Importante rememorar, que el Presidente Moreno, envió el 2 de octubre del presente año, a la Corte Constitucional las siete preguntas de la Consulta Popular, para que califique su contenido. Dicha Corte, al no pronunciarse dentro del plazo de 20 días, en virtud de lo previsto en el artículo 105 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y control Constitucional, se sobreentendió que su dictamen fue favorable, por tanto, el Jefe de Estado, el 29 de noviembre, solicitó al Consejo Nacional Electoral la convocatoria a la pertinente consulta.

Más de trece millones de electores se pronunciarán sobre la Consulta el 4 de febrero, la campaña está prevista del tres de enero al primero de febrero del 2018, los sectores sociales, políticos y económicos del país, en su mayoría, han exteriorizado su apoyo a la propuesta gubernativa, por ende, puedo afirmar, sin temor a equivocarme que, la reconstrucción nacional, está en marcha y que la anhelada reforma garantizará el fin de la impunidad y el imperio de la ley.

Los pocos opositores al bien común, deben ser prudentes y mantenerse al margen, caos contrario las autoridades electorales deberán actuar con la energía indispensable que garantice el pronunciamiento popular.

Login to post comments
You are here