Banner

ALEJARSE DE LA RECESION

Post 07 Noviembre 2017 By RENE DE LA TORRE In Editoriales

Por René de la Torre

El gobierno constitucional que preside el Lcdo. Lenín Moreno Garcés no se amilana, los datos que vinieron del Brasil y de Estados Unidos que delatan los despilfarros y la corrupción, más la conducta díscola que adoptó el vicepresidente Jorge Glas motivaron que el presidente Lenín Moreno quite las funciones que le había encargado al Vicepresidente; y al mismo tiempo anunció que una cirugía mayor contra la corrupción.

Luego convocó a consulta y anunció las medidas económicas que tomaría para enderezar la mesa que nunca estuvo servida. Las medidas económicas no han satisfecho a todos, eso es natural.

Los graves problemas económicos no se pueden solucionar rápidamente. Lo cierto es que el país vive signos de depresión económica, hay que luchar para no caer en recesión.

En Manabí hay que impulsar el desarrollo agropecuario con medidas eficientes. La banca estatal – BanEcuador - y la banca privada tienen que conceder créditos de un dígito a plazos racionales. Refinanciar las deudas con garantías eficientes, sean personales o hipotecarias. Si eso no se hace, la gente del campo seguirá desplazándose a las ciudades y aumentará la desocupación y el flagelo de los vicios. El proyecto Carrizal-Chone. que el año pasado no dio riego a más de cinco mil hectáreas, en este verano tampoco entró en funcionamiento; esto no puede seguir así.

El Ing. Alfredo Saltos Guale, en el Universo de 15 de Octubre del 2017, con el título “Giro en la reactivación manabita” escribe: “Dista mucho la posibilidad de un renacer agropecuario provincial cuando la infraestructura básica rural no fue apreciada…”. Y en otra parte de su artículo afirma: “que de los dos mil seiscientos sesenta y dos millones presupuestados se han destinado cicateramente solo trescientos treinta cuatro millones para la reactivación productiva”.

Si la actividad agropecuaria sigue abandonada en Manabí, si no se estimula el desarrollo agrícola, ganadero y forestal, Manabí no podrá contribuir para alejarse de la recesión.

Al mismo tiempo, la provincia debe impulsar con intensidad el desarrollo turístico. Si se cometió el desatino de clausurar el aeropuerto Reales Tamarindos en la ciudad de Portoviejo, es urgente que se ponga operativo el aeropuerto Los Perales, ubicado en San Vicente, frente a la ciudad de Bahía de Caráquez. Así sería muy fácil llegar desde la región Interandina y Oriental a las playas de Canoa, Pedernales, San Jacinto y San Clemente.

En el extenso cantón Chone se está impulsando el cultivo de camarones de exportación en aguas dulces, esta actividad debe protegerse.

Todo el país, y Manabí en particular, no puede descuidar la producción y la productividad económica, ni olvidar tampoco que los servicios básicos tienen que ser cada día más eficientes. Es inexplicable que el hospital de especialidades, que luce su fachada terminada, aún no preste servicio.

Login to post comments
You are here