Banner

QATAR EL NUEVO CONFLICTO EN MEDIO ORIENTE

Post 27 Junio 2017 By Fernando Borja Gallegos In Editoriales

Por Fernando Borja Gallegos

No se encuentra solución adecuada a los problemas en Medio Oriente y, nuevamente, aparece un serio conflicto que profundizará la inestabilidad que dará origen al incremento de la violencia que degenerará en guerras como las que ya están destruyendo a las sociedades en esa región del planeta.

Qatar, el antiguo Protectorado Británico que dejó de serlo en 1971, cuya superficie es de 11.571 kilómetros cuadrados y su población de no más de 2 millones tres cientos mil habitantes, fue aislada económica y diplomáticamente por sus vecinos Arabia Saudí, Emiratos Arabes Unidos, Bahréim y Egipto, con el pretexto o burda excusa de que esa pequeña monarquía, que lo ejerce el Emir Hamad al Zani, mantiene nexos con el terrorismo internacional.

El referido bloqueo de Arabia Saudí y de sus aliados a Qatar, condena a la pequeña península del Golfo Pérsico al total desconcierto y desesperación a pesar de contar con la mayor reserva mundial de gas natural, con petróleo y con productos marítimos que complementan su riqueza. Recursos por los que el Banco Mundial, le calificó como el país con mayor renta per cápita del planeta Tierra.

Por lo anotado, Qatar tiene mucho peso en el mundo árabe. La acusación de que apoya al terrorismo es grave, por tanto, no sólo le piden que limite sus lazos con Irán y Turquía, si no también le exigen clausurar la televisión satelital, de lengua árabe, fundada en 1996, por el gobierno de Qatar. Se debe destacar que la mentada estación satelital Al Jazeera es el principal canal de noticias del mundo árabe, con una audiencia superior a los 250 millones de hogares.

Por su riqueza e influencia Qatar fue elegido para organizar la Copa Mundial de Fútbol de 2022.

Es improbable y, por ende, poco razonable, que Qatar acepte las condiciones que le exigen sus vecinos para suspender el bloqueo económico y diplomático. Pues el portavoz del Gobierno de Doha, el jefe Saif Bin Ahmed al Thani, dejó entrever que de aceptar dicho pedido, se pondría al Emirato bajo la tutela de Arabia Saudí.

El Secretario de Estado norteamericano, Rex Tillerson, así como su homólogo británico, Boris Jhonson, pidieron que Arabia Saudí, Emiratos Arabes Unidos, Bahréim y Egipto, “sean razonables y flexibles, en lo que tiene que ver con los pedidos a Qatar”.

Las Naciones Unidas, especialmente, el Consejo de Seguridad, no deben permanecer impasibles ante este nuevo conflicto que se avecina. Someter al gobierno de Qatar y obligar a que acepte el documento Saudí, atentaría contra el derecho internacional.

Debo subrayar que es indispensable desterrar el terrorismo a nivel mundial, cortar su financiamiento y adoptar las pertinentes medidas que garanticen la paz y el desarrollo de la sociedad.

Login to post comments
You are here