Banner

DIGNIDAD,JUSTICIA, PAZ Y PROSPERIDAD

Post 30 Marzo 2017 By RENE DE LA TORRE In Editoriales

El ser humano es una persona que desde el momento de su concepción tienen derechos que le garantizan vivir con dignidad, esto es que nadie puede vulnerar el derecho a existir conforme lo exige su dignidad frente a los otros seres humanos y como miembro a la comunidad a que pertenece.

En el art. 3 de la Constitución se lee:

“Art. 3.- [Deberes del Estado].- Son deberes primordiales del Estado:

Garantizar sin discriminación alguna el efectivo goce de los derechos establecidos en la Constitución y en los instrumentos internacionales, en particular la educación, la salud, la alimentación, la seguridad social y el agua para sus habitantes.”. Y el numeral 8 del mismo artículo dice: “8. Garantizar a sus habitantes el derecho a una cultura de paz, a la seguridad integral y a vivir en una sociedad democrática y libre de corrupción.” (el subrayado es de quien escribe) Y en el artículo 30 de la misma Constitución se lee: “Las personas tienen derecho a un hábitat seguro y saludable, y a una vivienda adecuada y digna, con independencia de su situación social y económica”. Mas, cuando se entregan departamentos adosados (El Guabito) de 40m², no se entrega una vivienda adecuada y digna, cuando no hay agua potable para el consumo humano en nuestras ciudades de manera continua pasamos por alto los deberes que tiene el Estado para con sus habitantes.

Es indispensable que toda persona humana viva con dignidad para que en realidad la justicia viva en nuestras comunidades. Si eliminamos el despilfarro e impidiéramos que “Tramitón” haga su agosto en algunos GAD, podríamos decir que estamos buscando Justicia. Cuando se guarda silencio frente al slogan “si hacen obras no importa que cojan”, fomentamos la injusticia y rompemos la paz.

Es obligación que todos practiquemos la Justicia para que todos los habitantes ecuatorianos vivamos en paz.

Vivir en paz es indispensable para que se desarrolle la prosperidad material y espiritual en todas las etapas del ser humano.

Si vivimos con dignidad practicando la justicia, crece la paz y la prosperidad.

Pero si al ser humano se lo quiere tratar como una masa conforme las conveniencias de lo que detentan los poderes, tendremos una sociedad quejosa y pesimista.

Con razón Thomas Merton, en su obra “Humanismo Cristiano”, pág. 73, escribe: “El individuo masificado es materia adecuada para un movimiento de masas porque se transforma fácilmente en fanático. Por eso los movimientos de masas atraen tanto a los fanáticos; y por eso tratan de estimular el fanatismo de sus miembros. Efectivamente, cuando los miembros de un movimiento de masas empiezan a perder su odio fanático a todo lo que no es el movimiento, entonces ese movimiento comienza a morir. Ésta es una verdad que Hitler admitió abiertamente; y explica la frenética insistencia de los rusos en mantener un telón de acero y predicar un odio virulento contra el mundo desconocido que está detrás de él.”.

Colaboremos todos para vivir con dignidad, justicia, paz y prosperidad.

Login to post comments
You are here